7 planes imprescindibles en vacaciones

Imagen: Underwater, por Tatlin
Imagen: Underwater, por Tatlin

Hay épocas del año que son para descansar a lo grande, y para no parar de hacer cosas, aunque una de esas cosas sea, precisamente, parar un poco y dejar atrás el estrés del día a día, el nudo en el estómago, las llamadas de teléfono constantes y todo lo que te impide ser tú y sentirte a salvo. Las vacaciones son ese momento.

Da igual que sean en verano o en invierno: las vacaciones con días de relax, sin importar el tiempo que haga. Aunque reconozco que en estos momentos lo que apetece es sol, playa, piscina (estar en remojo, en general) y disfrutar de todo lo que la vida nos ofrece y no podemos sentir a diario.

He escrito esta entrada pensando en planes imprescindibles para las vacaciones, y luego me he dado cuenta de que todos ellos eran baratos y sostenibles.  Baratos porque no cuestan nada, o muy poco. Sostenibles porque tienen muy poco impacto ambiental (algunos ninguno), y porque te sostienen y te hacen vivir, te dan aire y te ponen los pies en la tierra.

No te miento si te digo que en vacaciones yo pongo en práctica casi todos, incluso aunque impliquen dormir menos. Desde que trabajo tengo la sensación de que se me escapa el tiempo entre las manos y cuando estoy de vacaciones quiero aprovecharlo al máximo.

¡Aquí van!

1. Levantarse a ver salir el sol

Esto siempre es buena idea y los que vivimos en la ciudad pocas veces podemos disfrutarlo. Aunque nos levantemos cuando aún es de noche es complicado ver el amanecer desde la cocina mientras desayunas a toda prisa. ¡Ahora es el momento!, merecerá la pena, incluso si luego vuelves a la cama.

2. Madrugar para disfrutar del silencio que hay a primera hora

Ese momento único en que no se mueve nada ni nadie, en que las calles están vacías y escuchas el sonido de tus pisadas. Es el mejor momento para escuchar la vida y para escucharse por dentro.

3. Leer en la playa o en un lugar apartado en la Naturaleza

Placer al que no renuncio ni un solo verano. Leer en el silencio de la Naturaleza o con el mar de fondo no puede compararse con ninguna otra forma de leer. Al menos en mi opinión…

4. Ver pasar el tiempo…

… que es algo muy sano. Sin llegar al extremo de desperdiciar las vacaciones, tener momentos de no hacer nada es muy necesario si, como yo, te has pasado el resto del año haciendo de todo. Disfrútalos sin sentirte culpable, y recuerda que hay un tiempo para cada cosa, y las vacaciones son para descansar.

5. Despertarse sin prisa y cuando lo pida el cuerpo

Olvidarse del despertador y de su chillido estridente es uno de los planazos que más me gustan. El mío casi me para el corazón cada mañana así que, a menos que me vaya de excursión o quiera ver amanecer, se me olvida que existe con una facilidad que asusta.

6. Ir a comprar al mercado

Este es uno de los dos planes que te va a costar algo de dinero, pero merecerá la pena. En vacaciones podemos seleccionar lo que vamos a comprar para comer, con tiempo, sin carreras, eligiendo la fruta y las verduras, disfrutando de los colores y los olores de cada puesto. En los mercados yo soy muy feliz, y te recomiendo que reserves una mañana, si puedes, para esto. Si consigues disfrutarla verás que de repente hacer la compra deja de ser una tarea y se convirtió en un planazo.

7. Cocinar algo nuevo

¡Ahora tienes tiempo! No pierdas la oportunidad de trastear en la cocina y de disfrutar del resultado. Si has ido al mercado antes a lo mejor te has animado a comprar algún nuevo alimento, o quizá te has atrevido a hacer esa paella que, si no es con tiempo y dedicación, no sale bien.

Yo soy de la opinión de que estar de vacaciones no es sinónimo de tener que gastar mucho dinero para divertirse, y creo que estos planazos imprescindibles son fundamentales para volver con las pilas cargadas a nuestra rutina. Porque habrá que volver algún día, y más vale que nos pille descansados y con fuerzas.

Dime: 

¿Te ha gustado alguno de estos planes?

¿Añadirías alguno?

Cuéntame un planazo al que tú no renuncias jamás en tus vacaciones.

36 comentarios

  1. Hola, yo soy de las que madruga en verano. Desde hace unos años le cogí el gusto a disfrutar del fresquito mañanero y se agradece un montón, sobre todo si vives en ciudades en las que la temperatura no varía mucho.

    1. ¡Hola Isa! Pues esa también es una razón estupenda para madrugar y aprovechar un poco más el día.
      Un abrazo, y que disfrutes de ese planazo.

  2. Hola Irene, he leido tu texto hoy: 1 de septiembre. Parece que cuando pronunciamos el mes septiembre ya no podemos realizar nada de lo que habíamos preparado para vacaciones, sin embargo creo que cualquier día es bueno para disfrutar de estas pequeñas cosas que nos cuentas, no sólo en vacaciones. Me han encantado tus ideas. Te comparto las que yo escribí, que aunque también lo proponía para vacaciones las podemos hacer siempre que podamos. Un abrazo. https://osoaaccionintegral.wordpress.com/2015/07/27/que-hacer-en-vacaciones/

    1. ¡Hola Judith! Muchas gracias por pasar por aquí y dejar tu comentario. Es cierto que todos estos planes podemos hacerlos también a diario, pero los propuse para vacaciones porque como siempre vamos con prisa y estamos centrados en otras cosas, esos días de desconexión permiten llevarlos a cabo con más calma.

      No obstante, me apunto a eso de hacer alguno cada día. Además, me he pasado por vuestro blog y también me gustan mucho los vuestros. ¡Hay que hacer que cada día sea único, aunque estemos trabajando! Un abrazo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *